Noticias

Cristina anunciaría hoy el plan del Gobierno para controlar YPF

La Presidenta convocó para hoy a los gobernadores de las provincias petroleras para realizar un anuncio sobre el futuro de YPF. Los mandatarios tienen entendido que Cristina Fernández utilizará la cadena nacional a las siete de la tarde para definir el futuro de la actividad petrolera. Antes de eso, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el vice de Economía Axel Kicillof, hablarán con los gobernadores y con Antonio Brufau, el CEO de Repsol YPF.

Desde el Gobierno nadie salió a desmentir a Jorge Sapag, el gobernador neuquino que el martes habló de una sociedad mixta en YPF, donde confluirán capitales públicos y privados. YPF, que factura $ 63.500 millones anuales, será “una empresa testigo, con capacidad para formar precios”, según el neuquino, que avizora una YPF con mayoría estatal, que “el Estado (nacional) va a querer gobernar”.

En otras ocasiones del enfrentamiento entre YPF y el Gobierno, De Vido se molestó con Sapag por declaraciones del neuquino que podían resultar “componedoras” sobre YPF, en línea opuesta lo que quería mostrar el Gobierno nacional. De Vido le solicitó a Sapag que haga aclaraciones a Télam. Pero ayer en Planificación no hubo pedidos de esa naturaleza.

Anoche, la versión más firme que circulaba en Planificación señalaba que el Gobierno enviaría al Congreso un proyecto de ley para declarar de “interés público” a la actividad industrial petrolera. Esa legislación habilitará al Estado nacional a fijar metas de producción, inversión y abastecimiento a las compañías o las cuencas que operan. También el Estado recuperaría la potestad sancionatoria, que hoy está en manos de las provincias.
Este punto es el que más resistencia puede generar entre los gobernadores petroleros y que implicaría abrir una negociación con estos mandatarios.

La potestad sancionatoria fue recuperada por las provincias a través de la ley “corta”, una decisión tomada por Néstor Kirchner.

Esa ley facultaría a sancionar a YPF en caso de que no llegue a determinadas metas de autoabastecimiento. Se le requeriría que haga inversiones. Si la empresa no puede, el Estado u operadores privados podrían inyectar dinero y quedarse con acciones de YPF.

Ayer, el gobierno de Santa Cruz avisó que revertirá concesiones que representan un 11% de la producción nacional de YPF. Aunque la compañía presentó un proyecto de inversiones, el gobernador Daniel Peralta lo desestimó. YPF irá a la justicia. Algunos gobernadores creen que pueden quitarle concesiones a la “vieja” YPF (con su actual composición accionaria) para luego devolvérsela a la “nueva” YPF, que sea una sociedad mixta.
A cambio, recibirían acciones de la empresa o sillas en el nuevo directorio, que tendrá 25 representantes, según el gobernador Sapag.

En el nuevo escenario petrolero, según Sapag, el Gobierno nacional deberá “establecer una política de valores de boca de pozo, un régimen de distribución de ganancia y de repatriación de divisas”.

En el Gobierno le preguntaron a Repsol por los préstamos que le hicieron al grupo Petersen para comprar un 25% de YPF. Imaginan que Repsol podría transferir esos préstamos.

En 2007, Repsol le entregó US$ 1.015 millones a Petersen Energía, que podían devolver con las utilidades de la empresa comprada. Los bancos también le dieron US$ 1.026 millones: entre Credit Suisse (US$ 601 millones), BNP Paribas (US$ 175 millones), Banco Itaú Europa (US$ 150 millones) y Goldman Sachs (US$ 100 millones). El segundo préstamo a Petersen fue en mayo de 2011. Repsol le prestó US$ 625 millones y un grupo de bancos (Itaú, Credit Suisse, Citibank España, Standard Bank y BNP Paribas) financió otros US$ 700 millones.
http://www.ieco.clarin.com

Only registered users can comment.